Nombramientos y decisiones del Arzobispo Víctor Fernández

catedral

El Arzobispo Víctor Manuel Fernández dispuso los primeros nombramientos y decisiones desde su inicio ministerial en la Arquidiócesis de La Plata.

Una de las disposiciones apunta a crear en la Basílica de San Ponciano, que alberga el camarín original de la Virgen de Luján, el “Santuario de María y todos los santos”

Otra,  designar al Pbro. Daniel Meroni como rector del Santuario y moderadordel equipo sacerdotal integrado por los presbíteros Rubén Baci y Guillermo Oria. Se explicó que esta gestión comunitaria “tendrá como objetivo desarrollar un santuario popular, juvenil y universitario que se convierta en un espacio de acogida pastoral abierto a todos. Este equipo sacerdotal propondrá en el próximo mes un plan de trabajo y designará los confesores y colaboradores. Asumirán sus funciones el domingo 12 de agosto a las 16.”.

También, designar en el Seminario Mayor San José al Pbro. Andrés Rambeaud como formador de los filósofos y al Pbro Fernando Sagaspe como director espiritual general. Al mismo tiempo designar como nuevos directores espirituales a los Pbros. Gerardo Gallo, Jorge González, Hernán David (de Mar del Plata) y Santiago Arriola (de Mar del Plata). Nombrar como profesores al Pbro. Lucio Florio, a Mons. Gabriel Mestre (Obispo de Mar del Plata), al Pbro. Gerardo Söding (San Isidro), al Pbro. Luis Albóniga (de Mar del Plata) y al Pbro. José C. Caamaño (de San Nicolás).

Además, designar como párrocos, de N. S de la Anunciación a Carlos Malter, de Santos Pedro y Pablo a Juan José Olivetto de San Juan Bautista a Manuel Arrieta de San Carlos Borromeo a Guillermo Encinas.

Designar como administrador de San José (LP) a José Expósito.

Designar como vicarios, de la Catedral a Claudio Carballo, de N. S. del Perpetuo Socorro a Jorge Masuelli, de N. S. de Pompeya a Luis Burgos, de Inmaculado Corazón de María a Gastón Zaninatto.

Designar a Sebastián Stelman director de animación misionera de la Arquidiócesis, con el pedido de organizar un equipo arquidiocesano de animación misionera integrado por sacerdotes, religiosos/as y laicos/as. Este equipo coordinará la actividad de los grupos o equipos misioneros ya existentes y ante todo colaborará en la animación de la dimensión misionera de las parroquias y demás estructuras pastorales de la Arquidiócesis.

El Arzobispo explicó que “Todos asumirán sus funciones en la primera quincena de agosto. Les ruego que acompañemos a estos sacerdotes con la intercesión y la colaboración fraterna”.