Todo sobre el futuro Código Penal: despenalización del consumo de drogas y autocultivo

trainspotting

La comisión de reforma del Código Penal le entregará al presidente Mauricio Macri sus propuestas el 21 de agosto, después que se termine de tratar y votar el proyecto de legalización del aborto.  De aceptarlas –cuestión más que probable- las enviará para su tratamiento al Congreso.

El texto del nuevo código incluye modificaciones sobre la tenencia de estupefacientes: de aprobarse, el consumo personal no será punible en caso que se posea una “escasa cantidad” y que se registre “en el ámbito privado”.

La ley plasmaría así lo que ya establece la jurisprudencia de la Corte Superma, que ya determinó que es inconstitucional penar la tenencia para consumo personal “con entre 1 mes y dos años de prisión”, como hasta hoy lo dispone la ley de estupefacientes ( N° 23.737).

En el mismo apartado, aumenta las penas vinculadas al narcotráfico en todos los casos en los que estén involucrados menores, poniendo acento en “en espectáculos o diversiones públicas, lugares a los que estudiantes acudan para realizar actividades educativas, deportivas o sociales”.

De acuerdo a las nuevas normas,  y en consonancia con la tenencia, el cultivo personal, si se da en “escasa cantidad y en el ámbito privado”, no será punible.

Definir cuánto es “escasa cantidad y cuáles son los ámbitos privados” correría por cuenta del juez o del fiscal que tenga la causa.

Vale aclarar que la ley no “libera” el consumo de las sustancias, sino que establece pautas relacionadas a la intimidad del usuario. Además, según explicaron desde la comisión, se busca que el combate a la droga se centralice verdaderamente en el narcotráfico y no se disfrace con detenciones a los consumidores que aumentan las estadísticas.