Brasil: Jair Bolsonaro se impuso en segunda vuelta y será el nuevo presidente

bolsonaro

Jair Bolsonaro, candidato de derecha del Partido Social Liberal (PSL), se impuso este domingo en segunda vuelta y es el nuevo presidente de Brasil.

Defensor de la «mano dura»,  Capitán de la reserva del ejército brasileño y diputado federal desde hace más de dos décadas, alcanzaba el 55,14% de los votos y superó de esta forma al candidato del PT Fernando Haddad, que obtuvo el 44,86%, de acuerdo a fuentes oficiales, con el 99,95% de los votos escrutados.

Los resultados indican que el apodado «Trump tropical» consolidó y amplió el apoyo recibido el 7 de octubre en la primera vuelta, cuando llegó al 46,03%, quedando a cuatro puntos de imponerse en esa instancia, y logró alejarse de Haddad, que alcanzó el 29,28%, y Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT), que llegó al 12,47%.

Declarador serial polémico, fue repudiado en campaña por sus dichos contra la comunidad homosexual. En 2011, dijo en una entrevista a la revista Playboy que preferiría que sus hijos «muriesen en un accidente» a que fueran gays.

De cara a la segunda vuelta, se mostró con un perfil más tolerante, aunque continuó defendiendo la liberalización de la portación de armas, valiéndose de los altos índices de delincuencia que atraviesa su país.

Pese a haber tenido también declaraciones racistas y misóginas, Bolsonaro contó con un gran apoyo entre el electorado femenino, con alrededor de un 42 % de aprobación, y entre la comunidad negra, pues gozaba de un 37 % de favorabilidad, todos datos revelados por  distintas encuestas previas a los escrutinios.

Se espera que lleve adelante una política liberal, dado que adelantó que nombraría como ministro de Hacienda al economista Paulo Guedes, partidario de las privatizaciones y de recortes para sanear las cuentas públicas.

Distintos analistas explican su éxito en las urnas como una respuesta a los altos porcentajes de desempleo en Brasil, al apoyo que le brindó la Iglesia Evangelista (que tiene millones de fieles en ese país y cuyos referentes temían el retorno de partidos ligados a la izquierda al poder) y a su discurso provocador y “antisistema”, efectivo en un país donde la prensa destaca a diario distintos escándalos ligados a la corrupción.

El nuevo mandatario asumirá el 1 de enero de 2019, reemplazando así a Michel Temer.