Crecen los casos de niños intoxicados por las drogas que consumen sus padres

drogas infantes

El bebé de un año que fue internado con cocaína en su organismo en Berisso acrecentó la preocupación por la cantidad de estos casos. Desde el centro de rehabilitación Darse Cuenta se hizo hincapié en la desnaturalización del consumo y la toma real de conciencia sobre los casos

La noticia del bebé de un año y cinco meses que terminó intoxicado con cocaína en el partido bonaerense de Berisso, conmocionó a la región y a gran parte del país. Lamentablemente, el consumo de estupefacientes tiene un índice cada vez más alto dentro de nuestra sociedad y este hecho demuestra que las consecuencias de ingesta de drogas, trascienden al individuo que las consume y el daño suele expandirse.

Este bebé fue llevado a la guardia por su padre con un importante grado de “descompostura” y “signos de somnolencia”. Tras realizarle estudios de sangre y orina, los médicos confirmaron que el nene tenía rastros de cocaína en su cuerpo. El papá dijo en el hospital que tanto él como la mamá del niño eran adictos a la cocaína. Un reciente informe del Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez de Capital Federal, mostró que en el 2018 hubo un récord de chicos atendidos expuestos a drogas de abuso. De los 570 que llegaron a consulta, a 31 les detectaron droga en la sangre.

Desde el centro de rehabilitación Darse Cuenta de La Plata, donde funcionan tres comunidades terapéuticas con casi 200 residentes adictos llevando adelante un tratamiento de internación, y donde trabaja un equipo terapéutico de más de 35 profesionales, se puntualizó en la toma de conciencia. “Es un buen momento para volver a hacer una pausa y tomarnos un tiempo para dimensionar y entender, como las drogas llevan a un individuo a perder totalmente su criterio. Si bien la justicia todavía no dictaminó el motivo por el que se intoxicó el nene de Berisso, esto demuestra que un adicto no mide consecuencias de ningún tipo y cambia totalmente su manera de actuar. No sería el pimer caso de padres adictos que hacen consumir adrede a sus hijos”, detalló la Licenciada en Psicología Paula Costantini.

“Al estar afectado por una sustancia, el criterio de una persona se pierde o queda totalmente modificado. Esto lo lleva a hacer cualquier cosa y transforma a ese individuo en un peligro para si mismo y también para los demás”, acotó la especialista. “Es importante el entorno. La familia debe intervenir y estar atento. No podemos naturalizar el consumo y hay que actuar de inmediato si un familiar o alguien cercano, está inmerso o iniciándose en el mundo de las drogas”, cerró y recomendó Costantini, quien además de dar terapias individuales, aborda problemáticas familiares en una de las tres comunidades terapéuticas de Darse Cuenta.