Francisco habló de la situación de Venezuela

El Papa Francisco pidió por un mundo más justo y fraterno donde las diferencias no sean “un daño o un peligro” sino “una riqueza” y ha extendió este deseo a las zonas golpeadas por conflictos violentos como Siria, Yemen o Ucrania. En tanto, deseó que “Venezuela y Nicaragua” recuperen la paz.

El Sumo Pontífice explicó durante su tradicional mensaje de Navidad que “Dios nos indica que la salvación pasa a través del amor, la acogida y el respeto de nuestra pobre humanidad, que todos compartimos en una gran variedad de etnias, de lenguas, de culturas…, pero todos hermanos en humanidad”.

Al hablar de Venezuela, instó al gobierno y al pueblo venezolano a “encontrar de nuevo la concordia” a través del trabajo fraterno de la sociedad trabajen para llevar adelante “el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”.

Sobre Nicaragua instó a sus ciudadanos a redescubrirse “hermanos” para que “no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación y por construir juntos el futuro del país”.