Comunidad terapéutica platense reclama a IOMA por pagos atrasados

Si bien desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires se concretaron pagos parciales a algunos prestadores como las clínicas, hay una larga lista de sectores que tienen convenio con IOMA que todavía reclaman por los servicios de meses anteriores (en líneas generales, desde noviembre de 2018). Dentro de esos sectores de salud, aparecen distintas ONG que a esta altura se les hace cuesta arriba afrontar el día a día con tantos meses de atraso.

Desde el Centro de Rehabilitación para adictos Darse Cuenta, advierten que la “situación ya es desesperante”. La institución, que cuenta con tres comunidades terapéuticas en La Plata, un tratamiento ambulatorio y un Centro Asistencial en Resistencia, Chaco, es responsable de más de 200 residentes (cerca de 90 tienen IOMA) que llevan adelante su recuperación con asistencia las 24 horas y es conocido como uno de los tratamientos más efectivos de Argentina y América. “El atraso de los pagos, nos complica muchísimo la posibilidad de afrontar los gastos diarios de cada uno de los afiliados que tenemos en etapa de internación y que vive en nuestras comunidades durante una importante cantidad de meses. En 23 años que estamos trabajando para recuperar personas de las adicciones, jamás vivimos esta situación con la obra social del estado. Lo que hacen es pagar una parte de cada mes pero así vienen desde agosto del año pasado. En el global es una cifra importantísima”, expresó uno de los directores fundadores, Horacio Salomón.

“Hoy, las ONG que trabajamos en salud, tenemos que afrontar una fuerte crisis económica y esto claramente no nos ayuda. Es muy difícil avanzar en este aspecto”, acotó el responsable de Darse Cuenta.

En medio de la ola de demandas, desde esta institución expresaron que ya entablaron un convenio con el Defensor del Pueblo Adjunto, Walter Martello: “se comprometió a ayudarnos y a denunciar este problema, pero también hacer hincapié la falta de apoyo que recibimos de la provincia, las instituciones que trabajamos con adictos. Se mueren muchas personas por esta problemática y parece que al estado no le interesa colaborar para que no pase”, completó Salomón.