La colección Cervatina de la UNLP estará en las “Memorias del mundo”

Las 75 joyas de la Colección Cervantina de la Biblioteca Pública de la Universidad Nacional de La Plata fueron seleccionadas para formar parte del acervo documental del Programa Memorias del Mundo de la UNESCO. Incluye ejemplares de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha en distintos idiomas y verdaderos tesoros del siglo XVII.

De esta manera, la colección de la UNLP, única en el mundo, integrará el patrimonio documental de la Organización de las Naciones Unidas como símbolo de la memoria colectiva de la humanidad y, por lo tanto, deberá ser preservada, protegida y accesible sin obstáculos.

“Los 75 ejemplares del Quijote de la Colección Cervantina de la Biblioteca son ediciones únicas ya que no se encuentran presentes en otras bibliotecas del mundo. En múltiples idiomas, la singularidad se da tanto por la antigüedad, como por la calidad y formato de los ejemplares”, explicó su directora, Norma Mangiaterra.

Y sentenció: “es un orgullo que nuestra institución albergue en sus Salas Museo una colección bibliofílica trascendente para la humanidad; aquí se resguarda un verdadero tesoro de la literatura universal”.

Entre las ediciones en castellano se destaca la más antigua, editada en Bruselas por Huberto Antonio en 1617, adquirida por la biblioteca en 1901. Además, se conserva la primera edición ilustrada en español, editada por Juan Mommaerte en 1662. También se resguardan varias ediciones de surtido españolas del siglo XVIII.

La edición del Quijote de la Real Academia Española (RAE), que es según los especialistas una de las mejores de todos los tiempos, también integra –con sus cuatro volúmenes- la colección de la UNLP.

La de la Imprenta Real de 1797-98, ediciones barcelonesas del siglo XIX, con destacadas ilustraciones, y la reconocida edición platense de 1904, también se suman al plantel de las 75 joyas.  Se incluyen además importantes publicaciones en italiano, francés, inglés y alemán, entre otros idiomas.

Un poco de historia

En el año 2005, con motivo de los 400 años de la edición Princeps del Quiote (1605) la Biblioteca de la UNLP publicó el catalogo “Aventuras del Quijote en la UNLP – 75 joyas de la colección Cervantina de la Biblioteca Pública” que forma parte de los fondos documentales preservados en sus Salas Museo.

Fue un trabajo conjunto de especialistas en la temática como la doctora en Letras, Gloria Chicote, actual directora del IdHICS de la UNLP, y del doctor en Filología Hispánica, José Manuel Lucia Megias, del Centro de Estudios Cervantinos de Alcalá de Henares. El especialista español fue quien denominó a la colección como “75 joyas” debido a la peculiaridad y calidad de los ejemplares.

El año pasado, la Biblioteca de la UNLP, por iniciativa de Chicote y del profesor Martín Calabrese, se presentó como aspirante a la convocatoria realizada por el Comité Regional para América Latina y el Caribe del programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

El próximo 11 de abril, en una ceremonia que tendrá lugar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Biblioteca Pública recibirá la certificación que acredita esta pertenencia al patrimonio documental del mundo.

La Colección Cervantina

La Colección Cervantina de la Biblioteca Pública de la UNLP fue iniciada en el año 1899 (período provincial de la Biblioteca) por Luis Ricardo Fors, director de la institución desde 1898 a 1908. El objetivo era contar con una buena cantidad de ejemplares valiosos al cumplirse el Tercer Centenario de la publicación de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

El primer ejemplar adquirido con este fin fue la edición de Madrid (1863) de Rivadeneyra. Con el correr de los años la colección fue incrementándose con valiosas ediciones y Fors culminó su gestión con 255 piezas de gran interés.

En la actualidad, la colección cuenta con más de 500 ejemplares entre los que se incluyen las “75 joyas”.

Programa “Memoria del Mundo”

Creado en 1992, el Programa Memoria del Mundo es una iniciativa de la UNESCO destinada a preservar el patrimonio documental del mundo –albergado en bibliotecas, archivos y museos-  como símbolo de la memoria colectiva de la humanidad.

El patrimonio documental enfrenta severas amenazas: el saqueo y la dispersión, el comercio ilícito, la destrucción, así como la frágil particularidad de su soporte, la obsolescencia del almacenamiento y la falta de financiamiento.

Tiene tres objetivos principales: facilitar la preservación del patrimonio documental mundial mediante técnicas más adecuadas; facilitar el acceso universal al patrimonio documental sirviéndose de las nuevas tecnologías y crear una mayor conciencia en todo el mundo de la existencia y la importancia del patrimonio documental.