El Conicet La Plata agasajó a sus exdirectores

Epele y Rapela

Los titulares de centros e institutos homenajearon a José Grigera, Carlos Rapela y Luis +Epele, autoridades del organismo durante su primera década. La reunión mensual de junio del Consejo Directivo del Centro Científico Tecnológico CCT CONICET La Plata tuvo un comienzo muy especial y esperado por todos los presentes: el homenaje a quienes fueron directores del organismo desde su creación en marzo de 2007 hasta la asunción de las autoridades actuales, Pilar Peral García y Martín Vila Petroff, en 2017. Como parte de la ceremonia, quedó inaugurada una galería de fotos con los cuadros de los agasajados.

Así, los protagonistas de la tarde fueron tres: los investigadores superiores jubilados José Grigera y Carlos Rapela, del Centro de Química Inorgánica (CEQUINOR, CONICET-UNLP- asociado a CICPBA) y el Centro de Investigaciones Geológicas (CIG, CONICET-UNLP), respectivamente; y Luis Epele, investigador superior en el Instituto de Física La Plata (IFLP, CONICET-UNLP). El primero estuvo al frente del CCT entre 2007 y 2009, mientras que su sucesor lo hizo de 2009 a 2013, y el último de allí en adelante. Cabe mencionar que en representación de Grigera, acudió al acto su hijo Santiago Grigera, también investigador del CONICET y director del Instituto de Física de Líquidos y Sistemas Biológicos (IFLYSIB, CONICET-UNLP).

Durante sus primeros años la sede administrativa del CCT funcionó en una vieja casona del CONICET ubicada en 8 entre 62 y 63, que luego fue demolida para dar lugar en 2010 al edificio de tres plantas que hoy se erige con más de 1.300 metros cuadrados cubiertos.

Mientras que la gestión de Grigera se caracterizó precisamente por atender la cuestión edilicia, el mandato de Rapela se concentró por la congregación y participación activa de todas las Unidades Ejecutoras (UE). Por su parte, Epele apostó a la ampliación y diversificación de las áreas disciplinares manteniendo total respeto a las decisiones políticas y de planificación de cada UE.

En esta línea histórica, una cuestión que se ha sostenido desde el principio y cada vez con mayor impulso es la interacción con el resto de las instituciones de ciencia de la región, en particular la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), con la cual el CONICET comparte la gestión de la mayoría de las UE, y la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA). Con el tiempo, se sumaron a este trabajo conjunto otras casas de altos estudios como las universidades nacionales de San Martín (UNSAM) y Arturo Jauretche (UNAJ), y dependencias recientemente creadas como el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación bonaerense (MCTI).

Luego de unas breves palabras de los homenajeados, los representantes de las 29 UE que actualmente lo integran felicitaron a los ex directores por los esfuerzos dedicados a forjar y sostener la identidad del CONICET en la órbita local a través de acciones permanentes que lo llevaron a ser el CCT más grande del país, con grupos de investigación correspondientes a todas las áreas del conocimiento.